17
Mar

La elecci√≥n m√°s dif√≠cil: ¬Ņornamental o funcional?

Una colección de objetos hermosos para que me ayudes a responder la pregunta del millón.

Será un mito que siempre hay que elegir…

Me pregunto por qué muchas veces vivimos con esta creencia de que si algo es bonito, y sirve de adorno, carece de utilidad.

Es una especia de trampa que nos ponemos a nosotros mismos, en la cual caemos siempre que nos sentimos ‚Äúobligados‚ÄĚ a elegir entre vivir rodeados de objetos llenos de belleza, o preferir solamente aquellos que son √ļtiles.

Y a pesar de que como dise√Īadores nos esforzamos d√≠a a d√≠a en crear cosas que cumplan con todos los requisitos, siento que la gente elije con cierta culpa.

¬ŅSer√° que nos sentimos mal de tener adornos demasiado hermosos?
¬ŅO el mito de la mujer bella pero poco inteligente habr√° cruzado los umbrales del dise√Īo interior?

Es como si de antemano los adornos estuvieran catalogados como √ļtiles o in√ļtiles seg√ļn su grado de esteticismo y materiales ultra costosos. Pero vamos a divertirnos un poco y dejar que ustedes, a modo de juego y liberaci√≥n espiritual antes de salir de compras, puedan juzgar.

He aquí un elaborado compendio de accesorios que encontré para ti:

(pido una disculpa, realmente la colección es enorme y no podré hacer justicia a tanto objeto que se ha ganado su lugar en este artículo, pero te invito a enviarme todos aquellos que consideres que merecen estar y prometo hacer una nueva publicación)
1. Si no est√° roto, no lo arregle.
Esta famosa ley de Murphy se le escap√≥ al dise√Īador de estos hermosos jarrones, o quiz√°s por toda pretensi√≥n funcional tengan la finalidad de record√°rnosla.

2. Hasta la vista, baby…
Una pr√°ctica manera de guardar los cuchillos en la cocina, o la oportunidad de vengarte de todos tus enemigos sin ser acusado por la polic√≠a de atentado. A√ļn estoy dudando al respecto, aunque hay ciertos d√≠as en los que realmente dar√≠a cualquier cosa por tener uno de estos.

3. Dar belleza a√ļn en lo m√°s inesperado
Todas las ma√Īanas abres la llave del lavabo sin pensarlo, como un ejercicio mec√°nico usas el grifo para ver escurrir el agua sin pensar ni por un segundo en la belleza o ausencia de la misma. ¬ŅPor qu√© tanta injusticia? Ahora la ca√≠da del preciado l√≠quido ser√° sujeta a la gracia de la forma y armoniosa geometr√≠a gracias a este invento que adem√°s ahorra el consumo. Esto √ļltimo es un consuelo para los que est√©n dispuestos a pagar la llave.

4. Dar belleza a lo inesperado. Parte II
Ahora si! Lo que todos estaban esperando. Realmente no estabas aburrida de esas galletas lisas y sin gracia que con tanto cari√Īo y esfuerzo horneas todas las tardes.
Finalmente el dise√Īo se ocupa de invadir sutilmente cada rinc√≥n de nuestro hogar con este objeto indispensable.
Y digo esto √ļltimo porque si la reposter√≠a no es lo tuyo, al menos es un famoso proyectil que dejar√° una graciosa huella en las sienes de tu v√≠ctima.

5. Qué hago con ese molesto rincón?
Hablando precisamente de que la belleza no debe estar peleada con la funcionalidad, encontr√© esta soluci√≥n genial. Ahora s√≠, un √ļtil objeto que adem√°s de vestir con gracia cualquier esquina de tu hogar puede utilizarse‚Ķ para‚Ķ colocar plantas? guardar sombreros? No estoy segura, pero puede utilizarse, cierto?

6. Jam√°s salgas de casa sin el
Cuantas veces habr√°s pensado: ojal√° tuviera un pr√°ctico y √ļtil rallador de jab√≥n.
Cierto, un aplauso entonces para el adivino de pensamiento que descubrió esta enorme necesidad desatendida en el mercado y nos trajo este fabuloso accesorio.

7. El comodín
Si estuviera escribiendo para estas revistas caras de decoración diría algo así como: un versátil elemento que se adapta fácilmente a cualquier estilo de decoración.
Pero como este es mi blog y puedo decir lo que quiera comentaré algo así como: un adorno que no comprendo porque ni es lindo, ni adorna, ni sirve para nada, ni comprendo todavía la razón de ser de su existencia.

8. Funcional si es
Una genialidad, les presento: la ba√Īera colgante. Ejemplo de los ejemplos de que cuando se quiere se puede combinar est√©tica con funcionalidad. Esta hermosa tina de acr√≠lico con bell√≠simo dise√Īo es sin duda un elemento muy funcional. Sobre todo si te gusta darte largos ba√Īos de inmersi√≥n en medio de la sala, previo traslado del agua para llenar el recept√°culo, y otros tantos viajes para vaciarla. No hablemos de la posibilidad de que se te caiga el jab√≥n‚Ķ

9. Pablito clavó un clavito
Ahora si, quién se atreve a discutir que lo hermoso no es funcional? Cuantas veces se negó usted a clavar un clavo por feo y demasiado simplista. Es lógico, que esa desagradable cabeza circular era algo contra lo que había que emprender una cruzada y vencer su horripilante apariencia creando un bellísimo objeto: con ustedes el clavito con cabeza de florecita. Lo pedíamos a gritos.

10. El m√°s premiado
Todos los a√Īos, expertos de todo el mundo se re√ļnen para premiar aquellos esfuerzos m√°s destacados del dise√Īo y la arquitectura. Tengo el honor de presentarles el gran ganador de este magno evento. Como en el cuento del traje del emperador, no me queda claro si gan√≥ por su est√©tica imbatible o porque nadie se anim√≥ a preguntar qu√© era.